Momento a Momento

Por Vivian

Si bien todos creemos tener la certeza de que algún día moriremos, en realidad vivimos pensando que el tiempo es un recurso ilimitado y por lo tanto no importa malgastarlo. Así podemos gastar tiempo en enojos, en frustraciones, en alejamientos, en rencores, en aburrimientos. Podemos darnos el lujo de malgastar este momento, pues tendremos muchísimos más, hoy no es tan importante, mañana quizás podremos disfrutar, amar, soñar, perdonar, reír.

Vivimos la certeza de la muerte de manera tan incierta que es como si esta no existiera. Hoy,  la existencia me regala una certeza de finitud que  nunca antes había experimentado y aunque la muerte en si misma no exista, pues lo único real es la vida. Las expresiones cambian, se suceden, se entremezclan creando infinitas maneras y potenciales. Hoy la expresión Vivian vive el tiempo momento a momento, completamente consciente que es lo único que existe.

Vivir momento a momento como si fuera lo único que existe, le da a la vida una dimensión muy diferente, es algo así como disfrutar el último día de vacaciones, se toma  conciencia del ahora de una manera tan hermosa que transforma cada momento en un tesoro. No significa esto que no hayan momentos tristes o enojos, los hay, son eso  momentos igualmente dignos de ser vividos, suceden, se sientan  y se retiran con ligereza para dar paso al siguiente momento que puede ser el abrazo de alguien querido, el calor del hogar, la dulzura de un pastel, la belleza de un árbol.

Estamos rodeados de bendiciones y de amor, todo lo que nos rodea y sostiene es un canto a la vida, canto que podemos escuchar u olvidar, incluso el momento en que tomamos conciencia de un momento esfumado puede llegar a ser un regalo de dicha.

Si celebramos cada momento, sin juzgarlo, sin pedirle que sea diferente, sin cuestionarnos, entonces la vida se transforma en una sucesión de bendiciones y ahora sí podemos decir que el tiempo es eterno.